13 de diciembre Gracias Padre Edel

  • 2018 P Ede1l3.png.jpg
  • 2018 P Ede11.jpg
  • 2018 P Edel
  • 2018 P Edel1
  • 2018 P Edel2
  • 2018 P Edel3.png
  • 2018 P Edel4.png.jpg
  • 2018 P Edel6.jpg
  • 2018 P Edel7
  • 2018 P Edel9.jpg
  • 2018 P Edel10.jpg
  • 2018 P Edel11.jpg
  • 2018 P Edel12
  • 2018 P Edel14.png.jpg
  • 2018 P Edel15.jpg
  • 2018 P Edel16.jpg.png
  • 2018 P Edel18.jpg
  • 2018 P Edel19
  • 2018 P Edel20.jpg
  • 2018 P Edel21.jpg
  • 2018 P Edel23.jpg
  • 2018 P Edel24
  • 2018 P Edel24
  • 2018 P Edel25
  • 2018 P Edel26
  • 2018 P Edel28
  • 2018 P Edel31
  • 2018 P Edel33
  • 2018 P Edel34
  • 2018 P Edel36
  • 2018 P Edel37
  • 2018 P Edel38
  • 2018 P Edel39
  • 2018 P Edel40
  • 2018 P Edel46
  • 2018 P Edel47
  • 2018 P Edel49
  • 2018 P Edel50
  • 2018 P Edel51
  • 2018 P Edel52
  • 2018 P Edel54
  • 2018 P Edel2018 P Edel1

    

      

      

        

      

      

          

      

      

Una vez, el padre Edel compartió como él imaginaba su sacerdocio.

Quiero ofrecer mi alma como una gran tela donde todos puedan escribir y pintar su vida, con sus cruces y alegrías; y espero generar tal confianza en el hermano que me permita pintar y escribir en la tela de su alma, las palabras y los gestos del amor de Jesús, escribir y pintar el inmenso cariño y amor que Jesús tiene por cada uno de nosotros.

 Cuando una persona parte, antes del descanso definitivo en la paz de Dios, pasa por el purgatorio; es decir, que el Padre Misericordioso limpia y lava todos los “mamarrachos” que hicimos en la tela del alma del que se fue…

El padre Edel está junto a Dios y allí esta su tela, su alma, purificada de todo lo que hicimos mal y de todas las cosas que tanto lo hicieron sufrir.

Las cosas que el Padre Edel pintó en la tela de nuestra alma es deber nuestro cuidarlas; si es verdad que tanto lo quisimos…

 Los cuadros  de esta presentación, realizada por el equipo de esta página, son obras del Padre Edel Torrielli

También te podría gustar...